Friday, July 14, 2006










Thursday, July 13, 2006





RIESGOS SOCIO-AMBIENTALES OCASIONADO POR LA SUBSIDENCIA EN LA COSTA-ORIENTAL DEL LAGO.
***********
Este trabajo es parte de la asignatura Problemática Ecológica de la Licenciatura en Computacion del Departamento de Ciencias Humanas de la Facultad Experimental de Ciencia de la Universidad del Zulia dictada por el Profesor Jorge Hinestroza.
*****************************
ESTA CONFORMADO POR LOS UNIVERSITARIOS
******************************
Borjas Sangronis, Maria Altagracia C.I: 18.371.32
González, Emeisbel C.I: 18.575.830
Graterol Mendoza, Verónica C.I: 17.232.103
Linares Villamizar, Alejandro C.I: 18.722.423
Rodriguez Pacheco, Jonathan C.I: 18.831.382
******************************************
INTRODUCCION
La problemática ecológica no se resuelve simplemente con acumulación de conocimiento científico, con desarrollo de técnicas ni con leyes de protección ambiental. Todas estas cosas actúan desde afuera, intentando poner diques a la acción destructiva. La solución radical de la problemática ecológica implica una acción desde dentro, desde las motivaciones y actitudes fundamentales de cada individuo humano; mediante la conciencia de los problemas y la aceptación personal de responsabilidades. En otras palabras, lo que está en juego son opciones éticas, y no meramente técnicas o legales.
Este trabajo presenta como objetivo principal Establecer los riesgos presente en la Costa Oriental del lago gracias a la subsidencia y daños ocurridos.
Además, tiene como desarrollo problemas ambientales ocasionado por la subsiderncia en la costa oriental del lago.
I PARTE
ASPECTOS
TEÓRICOS

1.-AMBIENTE

Se entiende por ambiente el entorno o suma total de aquello que nos rodea y que afecta y condiciona especialmente las circunstancias de vida de las personas o la sociedad en su conjunto. Comprende el conjunto de valores naturales, sociales y culturales existentes en un lugar y un momento determinado, que influyen en la vida del hombre y en las generaciones venideras. Es decir, no se trata sólo del espacio en el que se desarrolla la vida sino que también abarca seres vivos, objetos, agua, suelo, aire y las relaciones entre ellos, así como elementos tan intangibles como la cultura.


2.-RIESGO

Riesgo es la probabilidad de obtener un resultado desfavorable como resultado de la exposición a un evento azaroso dado. Ocasionando daño potencial que puede surgir por un proceso presente o evento futuro.

3.-RIESGO SOCIO-AMBIENTAL
El riesgo socio-ambiental se define como la probabilidad de que ocurran accidentes mayores que involucren a los materiales peligrosos que se manejan en las actividades altamente riesgosas, que puedan trascender los límites de sus instalaciones y afectar adversamente a la población, los bienes, al ambiente y los ecosistemas. La evaluación de dicho riesgo comprende la determinación de los alcances de los accidentes y la intensidad de los efectos adversos en diferentes radios de afectación.

4.-RIESGO SOCIO-AMBIENTAL DE LA EXPLOTACION PETROLERA
Es evidente que el riesgo petrolero ha incrementado los peligros ambientales de la operación de los hidrocarburos en el país. El solo desguarnecimiento de las instalaciones petroleras por parte de los trabajadores declarados en paro, así como la insuficiencia del personal que ha pretendido mantener la industria petrolera a flote ya han sido razones suficientes para ocasionar la situación de mayor riesgo. A lo anterior se han sumado denuncias sobre daños, deliberados o involuntarios, en la infraestructura informática, física y financiera de las operaciones e incluso algunos actos de violencia en los campos petroleros. Ante todo lo anterior, lo reflexivo para todos los factores corresponsables es reconocer el potencial de mayor riesgo y extremar las precauciones para evitar daños o algún desastre ambiental de proporciones mayores o de graves consecuencias para las poblaciones circundantes.
Por otro lado, en opinión de la Red Alerta Petrolera "el dramático panorama que presentan las áreas de exploración y explotación petrolera a todo lo largo del país, por la destrucción de ecosistemas, pérdida de biodiversidad, deforestación de bosques y manglares, contaminación de acuíferos, ríos y mares, subsidencia5, impactos negativos en la cultura y la sabiduría tradicional, deterioro en la calidad de vida, de la salud y de la economía de los pueblos, la violación de los derechos humanos y el desconocimiento de principios constitucionales que resguardan las tierras y territorios de comunidades y Pueblos Indígenas, son factores desestabilizadores, que promueven el desalojo y cambio en las sustentables formas de vida y provocan la migración, el desarraigo, la pobreza y la violencia".

Otro impacto importante a considerar, frente a este posible aumento de la producción, son los cambios climáticos por emisiones de gases que causan el efecto invernadero. En opinión del secretario general de la OPEP, Rilwano Lukman, las negociaciones relacionadas con la Convención Marco sobre Cambios Climáticos, representan un desafío importante para los países exportadores de petróleo: "Todos tomamos la misma agua, respiramos el mismo aire, vivimos en el mismo planeta [...] a la OPEP también le interesa el futuro ambiental y por eso espera que las medidas para combatir problemas de cambios climáticos beneficien a todos los países por igual".
En consecuencia, las empresas petroleras (la estatal y las privadas) tampoco han mejorado el control ambiental de sus operaciones: continúan los derrames, ruptura de oleoductos, las lagunas de desechos, la contaminación en agua y tierra. La falta de sanciones a los responsables de delitos ambientales y la ineficiencia del Estado para vigilar y controlar las responsabilidades legales de las empresas petroleras, contribuyen a que estas compañías no mejoren su récord ambiental. Muchas de ellas tienen una doble conducta: cumplimiento eficaz de las estrictas normas en los países desarrollados en los que operan, por un lado, e incumplimiento de esas normas ambientales en los países del tercer mundo. Ejemplo lamentable de esta realidad es la explotación petrolera en el Lago de Maracaibo (Edo. Zulia), en el Delta del Orinoco (Edo. Delta Amacuro), en la Reserva Forestal de Guarapiche (Edos. Monagas y Sucre) y otras zonas.
Del mismo modo, el manejo inadecuado de desechos petroleros está poniendo en riesgo otras zonas del país. En el Municipio Mara (Edo. Zulia), a finales de 1999, las fosas de confinamiento de residuos de crudo, que PDVSA construyó, se desbordaron por las lluvias, con lo
cual las corrientes de agua desplazaron los residuos afectando varias viviendas17. En la zona de Oritupano (Edo. Anzoátegui) y en el Edo. Monagas, el desborde de dos lagunas de desechos ocasionaron desastres ecológicos y según el Comandante del Destacamento Nº 77 de la Guardia Nacional (GN), Tcnel. González Acosta, "los residuos ocuparon un área superior a 200 mts cuadrado. Arrasando con vegetación y fauna; igualmente se han detectado diferentes rupturas en oleoductos y se han abierto averiguaciones penales a las Empresas Petroleras"18. Por su parte, la coordinadora de Ambiente del Municipio Simón Bolívar (Edo. Zulia), denunció un botadero de residuos petroleros en un terreno de Tía Juana, que es un riesgo para las fuentes de agua de la zona.

5.-EVALUACIÓN DEL RIESGO ECOLÓGICO
La evaluación del riesgo ecológico es el proceso científico para estimar la probabilidad de que ocurra un efecto ecológico adverso para la integridad de ecosistemas naturales y los servicios que ellos proveen, como resultado de la exposición a estresantes relacionados con la actividad humana. Aunque las evaluaciones de impacto ambiental se realizaron por muchos años, recientemente, los ecólogos, administradores y políticos empezaron a formalizar el proceso en términos de riesgo ecológico, y lo adaptaron del proceso de evaluación de riesgo para la salud humana. La salud de un ecosistema puede caracterizarse por el mantenimiento de la biodiversidad y el funcionamiento de los patrones normales de flujo de energía entre niveles tróficos.
  • Para la evaluación de riesgo se han usado dos estrategias generales:

1) La realización de ensayos en laboratorio (por ej. ensayos de toxicidad) y el uso de modelos para predecir los efectos de diferentes contaminantes que puedan ser introducidos en el ambiente.

2) La utilización de indicadores ecológicos presentes en ecosistemas naturales.

6.-EVALUACIÓN DE RIESGOS PARA LA SALUD Y LA EVALUACIÓN DE RIESGOS ECOLÓGICOS.

En varios países, como por ejemplo los Estados Unidos de América, las evaluaciones de riesgos a la salud y al medio ambiente se realizan de manera simultánea. Mucha de la información y datos son relevantes tanto para los impactos a la salud como al medio ambiente. Los grupos de datos necesarios para ambos tipos de evaluación son, por ejemplo, las concentraciones del contaminante en suelos, sedimentos, agua subterránea y de superficie, aire y biota; inventarios de los compuestos tóxicos; factores que afectan el destino ambiental y el transporte de las sustancias químicas; modelos de bioacumulación, en particular las rutas de exposición que involucran una exposición indirecta para el ser humano a través de la cadena alimenticia y concentraciones base de los químicos de interés.
Sin embargo, las evaluaciones de riesgo ecológico son más complejas que las evaluaciones de riesgo a la salud humana y son fundamentalmente distintas en cuanto a la manera de abordarlas. La mayor complejidad se debe principalmente al gran número de especies y a la diversidad de las rutas de exposición que deben
considerarse en las evaluaciones de riesgo ecológico. Debido además al gran valor que se le da a la vida humana, las acciones para remediar o mitigar los impactos a la salud pueden decidirse teniendo como base estimaciones altamente inciertas y riesgos hipotéticos. Por lo tanto, si se quiere que las evaluaciones de riesgo ecológico sean de utilidad, necesitan ser de alto impacto científico.

7.-IMPACTO AMBIENTAL

Son cambios o modificaciones que afectan a los ambientes ocasionados por determinadas obras, acciones o servicios del hombre, con implicaciones ambientales o eventos ocasionales de la naturaleza, con efectos en la calidad ambiental y de vida y en el aprovechamiento de los recursos naturales, así como cualquier cambio significativo en el ecosistema.
El impacto no implica adversidad, ya que estos pueden ser tanto negativos como positivos, la importancia del impacto dependerá de
su intensidad, duración, permanencia, magnitud, y de las acciones y efectos del medio en el cual incide y los ecosistemas en que interactúa.
El Impacto negativo es una alteración que afecta la existencia, transformación y desarrollo del hombre y el ambiente, por ello; es indispensable su identificación para incorporar las medidas de mitigación de Impactos Ambientales correspondientes.
El impacto positivo es aquella acción, que no causará ninguna alteración desfavorable o algún desequilibrio ecológico, o mejora alguna condición o elemento natural de manera que facilite los procesos naturales en forma espontánea.

8.-DESASTRE

Un desastre es un suceso, natural o causado por el hombre, de tal severidad y magnitud que normalmente resulta en muertes, lesiones y daños a la propiedad y que no puede ser manejado mediante los procedimientos y recursos rutinarios del gobierno.
Requiere la respuesta inmediata, coordinada y efectiva de múltiples organizaciones del gobierno y del sector privado para satisfacer las necesidades médicas, logísticas y emocionales, y para acelerar la recuperación de las poblaciones afectadas.


(Charles E. Friz) dice:
“Esta definición centraliza todo el sistema social, materia de supervivencia biológica (subsistencia, resguardo, salud); orden (división de trabajo, patrones de jerarquía, normas culturales, roles sociales); significación (valores, definiciones extraídas de la realidad, canales de comunicación) y motivación dentro de este sistema. Ahora bien, si un acontecimiento concierne a una sola persona o grupos pequeños, sin que entorpezca las funciones vitales de una sociedad puede ser considerado como una crisis o un accidente”.

9.-VULNERABILIDAD

La vulnerabilidad es la incapacidad de resistencia cuando se presenta un fenómeno amenazante, o la incapacidad para reponerse después de que ha ocurrido un desastre. Por ejemplo, las personas que viven en la planicie son más vulnerables ante las inundaciones que los que viven en lugares más altos.
En realidad, la vulnerabilidad depende de diferentes factores, tales como la edad y la salud de la persona, las condiciones higiénicas y ambientales así como la calidad y condiciones de las construcciones y su ubicación en relación con las amenazas.
Por ejemplo, las familias de pocos recursos económicos, muchas veces ocupan zonas de alto riesgo, alrededor de las ciudades, porque no tienen suficiente opciones de elegir lugares más seguros (y más caros). A esto lo llamamos vulnerabilidad económica.
También, una casa de madera, a veces, tiene menor peligro de derrumbarse ante un sismo, pero puede ser más vulnerable a un incendio o un huracán. A esto lo llamamos vulnerabilidad física.

  • El cálculo de la vulnerabilidad relativa

El riesgo de muerte ante un desastre natural depende de la exposición física a la amenaza y de la vulnerabilidad frente a la misma. Las personas son más o menos vulnerables a una determinada amenaza en función de diversos factores: sociales, económicos, culturales, políticos y físicos. Se ha tomado el saldo de muertos arrojado por cada tipo de amenaza en cada país para representar el riesgo manifiesto en el índice de riesgo de desastre (IRD). En otras palabras, por definición, los desastres pasados indican que existían condiciones de exposición física y vulnerabilidad.
Por lo tanto, dividiendo el saldo de muertos entre la cantidad de personas expuestas, el IRD pudo calcular la vulnerabilidad relativa de un país a una determinada amenaza. ES decir, cuantas más personas mueren en proporción a las expuestas, más alta es la vulnerabilidad relativa a la amenaza en cuestión.


10.-MODOS DE VIDA


El concepto de modos de vida, abarca variadas maneras de vivir que cumplen con las necesidades individuales, domésticas y comunitarias. Se entiende necesidades, en este contexto, de una manera holística, e incluyen lo social, económico, cultural y espiritual. Para que un modo de vida sea sostenible, deber ser adaptable y capaz de resistir tensiones. También debe salvaguardar, en lugar de dañar el ambiente natural.
Los modos de vida sostenibles ponen a las personas primero. Se basan en la creencia que las luchas locales contra la pobreza nos llevarán a estrategias que dan resultados. Se pueden entender los modos de vida sostenibles como una meta y también un enfoque.

Son ambos, una meta...


Los modos de vida sostenibles, como una meta, tienen sus raíces en la vida real. Muy simplemente, son las respuestas que se consiguen cuando uno pregunta qué significa para la gente "la buena vida". Sus respuestas ciertamente incluirán características comunes como: el trabajo significante, la satisfacción de las necesidades básicas, la salud, la seguridad y la vida dentro de una sociedad equitativa y justa. Los modos de vida sostenibles no se tratan solamente de crear empleo, sino que también de crear nuevas formas de vivir que permitan a las personas cumplir sus necesidades variadas e interrelacionadas, sin perjudicar los ecosistemas que las mantienen a ellas y a su comunidad.


...y un enfoque

Los enfoques hacia los modos de vida sostenibles están arraigados en personas específicas, de lugares específicos, que toman las decisiones sobre la sustentabilidad suya y de sus familias. Los enfoques deben estar arraigados en las luchas diarias, y desarrollarse según la miríada de las fuerzas actuales abarca muchas prioridades y estrategias diferentes.
Por definición, los enfoques hacia modos de vida sostenibles no son simples y lineales. Pero en su textura y diversidad, podemos encontrar maneras de entender la pobreza persistente en nuestros alrededores. Más importante, podemos encontrar maneras de aliviarla.

...Esfuerzo local—cambio global

Los modos de vida sostenibles se tratan de soluciones locales, que se auto sostienen. Sin embargo, los contextos locales existen a menudo dentro de un sistema más amplio, que puede suprimir el conocimiento, las habilidades y las oportunidades reales de los pueblos. Para crear modos de vida sostenibles, se debe desarrollar maneras de vivir que no se fundamenten en la opresión continuada y pobreza de la mayoría. La contribución "desde arriba" (sean los privilegiados dentro de las sociedades u otras sociedades) no se trata necesariamente de encontrar soluciones para los pobres. Más bien, es quitar las barreras que mantienen a las personas en la pobreza. Estas barreras existen para mantener los privilegios de una minoría. La responsabilidad de desarrollar modos de vida sostenibles es mundial. Todos necesitamos cambiar a formas más sostenibles de vivir.

11.-SUBSIDENCIA O HUNDIMIENTO

La subsidencia es el desplazamiento hacia abajo del terreno que soporta una construcción. Este hundimiento se vuelve problemático si es desigual en una parte del edificio.

  • LAS CAUSAS

- Algunos tipos de arcillas: estos suelos de arcilla se dilatan o contraen según su contenido en agua (75 %)
- Vegetación: los árboles robustos absorben el agua del suelo durante los períodos secos
- Las obras subterráneas, minas fuera de uso, apisonamientos de terraplenes, etc. (15 %).
- Tubos de desagüe perforados: los escapes de agua pueden erosionar cimientos (5 %)

  • PROBLEMA DE LA SUBSIDENCIA O HUNDIMIENTO DE LA PARROQUIA VENEZUELA DEL MUNICIPIO LAGUNILLAS (EDO. ZULIA)

    Alrededor de 30 mil personas habitan en esa parroquia zuliana, que se encuentra por debajo del nivel del mar, producto de un fenómeno
    denominado subsidencia que es consecuencia de la explotación petrolera. Este fenómeno ha ocasionado el progresivo hundimiento del pueblo poniendo en peligro la integridad de la población. Entre los factores que suponen un grave riesgo se encuentra la existencia de un dique que protege al pueblo de las aguas del Lago de Maracaibo que, en caso de ceder causaría una inundación de consecuencias catastróficas, dada la superioridad de altitud de las aguas por sobre la del pueblo.
    Marino Alvarado, Coordinador de Defensa del Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), organización que está asesorando a la comunidad, señala que "desde 1984 el Gobierno Nacional reconoció el problema y su responsabilidad en el mismo, creándose incluso, en 1992, una partida presupuestaria para resolverlo. No obstante, transcurridos 16 años de aquel reconocimiento el problema persiste. Para ese pueblo lo que está en juego es la vida misma que se ve amenazada como consecuencia de la violación del derecho a un ambiente sano y a las garantías necesarias para la satisfacción del derecho a la vivienda".

II PARTE

LA COSTA ORIENTAL DEL LAGO, EXPLOTACIÓN PETROLERA, SUBSIDENCIA Y MODO DE VIDA



Desde 1922 cuando se empieza la explotación petrolera a gran escala (a nivel industrial o empresarial) en Venezuela, con todas las consecuencias ambientales y socio-económicas que esto conlleva sin planificación demográfica para la creciente población que buscaba mejores beneficios de vida cerca de los campos petroleros. Se inicia un camino que hoy en día es una problemática de alta gravedad en zonas como lagunillas, Bachaquero, Tia Juana, entre otros, que son acarreados por la antes mencionada extracción de petróleo como lo es: la destrucción de ecosistemas, pérdida de biodiversidad, deforestación de bosques y manglares, contaminación de acuíferos, ríos y mares, subsidencia, impactos negativos en la cultura y la sabiduría tradicional, deterioro en la calidad de vida, de la salud y de la economía de los pueblos, la violación de los derechos humanos y el desconocimiento de principios constitucionales que resguardan las tierras y territorios de comunidades y Pueblos Indígenas, son factores desestabilizadores, que promueven el desalojo y cambio en las sustentables formas de vida y provocan la migración, el desarraigo, la pobreza y la violencia".

En consecuencia, todos estos problemas no tenían un gran impacto en la época por la escasa población que existía, pero a medida que la población crecía se iban asentando las parroquias y comunidades en localidades petroleras de forma desorganizada, sin una política de planificación urbanística apropiada que permitió asentamientos en zona de alto riesgo, ya previstas en esa época por las compañías petroleras, las cuales previeron estas situaciones de problemáticas socio-ambientales; entre los cuales resalta la subsidencia como problema principal en zonas aledañas a la costa, tomando como punto de referencia La Costa Oriental del Lago de Maracaibo y que dicha investigación se basa en ella.

El problema radica en un fenómeno de inestabilidad y/o debilitamiento del terreno producido por la extracción del petróleo en pozos contiguos a la costa donde este proceso permite la entrada o el relleno del pozo con agua, la cual socava el pozo, se mezcla con la tierra y produce dicho debilitamiento del subsuelo, el cual pierde su capacidad para mantener las capas superiores de la tierra y lo esto se traduce en hundimiento.

Es por esto que en 1938 se empieza con la construcción del muro de contención (la cual continúa), y el cual se traduce en un esfuerzo por mantener las zonas residenciales y las instalaciones petroleras fuera del alcance de las aguas que puedan poner en peligro la vida de la población ahí residente; el muro fue diseñado por holandeses pertenecientes a las contratistas petroleras que tenían licitaciones con el país en aquella época y esta constituido por una mezcla de rocas y tierra mas un rompeolas en sus orillas para disminuir su erosión producida por el choque de las olas. Pero actualmente el muro de contención ha perdido su capacidad de auto sostenerse gracias a la debilidad del terreno y aunque no es una amenaza latente, independientemente de los estudios, el terreno desciende entre 5 y 12cm anuales aproximadamente, y según estimaciones el muro de contención posee 30 años de durabilidad.

Decimos, que el problema de la subsidencia de la Costa Oriental del Lago, es un problema socio-ambiental porque acarrea todos los problemas que constituye la extracción de petróleo en materia ambiental, mas el empobrecimiento del terreno causado por la despoblación que esta teniendo la zona gracias a un proceso de reubicación de familias afectadas que se inicio en 1993 por medio de un decreto emanado por el aquel entonces Presidente de la Republica, Carlos Andrés Pérez el cual establecía un lapso máximo de 15 años para llevar a cabo la reubicación de las familias afectadas hacia lugares mas seguros y estables, Es decir los daños perjudiciales que causan las ruinas de viviendas desabitadas para una posible reforestación de la zona

En otro Orden de ideas la subsidencia también genera un impacto de índole sociológico, ya que el proceso de reubicación que como antes se dijo se previo para un lapso de 15 años, este ha tenido muchas inconsistencias desde el punto de vista estructural de quienes llevan a cabo dicha reubicación en un ámbito global para todas las zonas afectadas.

Tomando como muestra de campo la parroquia Venezuela del Municipio Lagunillas donde realizamos estudios de análisis objetivos de la situación, de los cuales podemos constatar que la población de la zona sufrió el embate de todo lo que puede llegar a ser un problema de subsidencia:

1.- A nivel Infraestructural:

· El deterioro constante de las carreteras y autopistas aledañas a la zona.
· El resquebrajamiento de paredes y pisos de las casas por el desnivel del terreno.
· Daños a los servicios públicos como lo son las alcantarillas, cloacas, tuberías de agua y de gas domestico, estructura eléctrica.

2.- A nivel Psicológico:

Partiendo desde el hecho de que solo han sido reubicados un 90% de la población de la parroquia Venezuela del Municipio Lagunillas, ese 10% que no ha sido reubicado ha sufrido problemas por:

· Falta de servicios públicos.
· Inseguridad.
· Educación.

Hablamos también de impacto psicológico ya que observamos nostalgia o tristeza por parte de los afectados (tanto reubicados como no reubicados), ya que para ellos su localidad tiene un valor susceptible.

Después de haber evaluado todos los datos obtenidos de los dirigentes de DUCOLSA, y gente de la comunidad donde se nos da a conocer que solo se han reubicado 30% de los afectados, que equivale a 2120 familias de un total de 8120 familias para las cuales el proceso ha sido algo inconsistente ya que la dirección de DUCOLSA ha sido renovada cada 5 años provocando retrasos sumándosele a esto todos los procesos y cambios políticos que ha sufrido el país en los últimos años. Creemos que el proceso de la reubicación de todos los afectados de la Costa Oriental del Lago debe ser retomada en serio partiendo de un trabajo conjunto entre todas las gentes asociadas a este; como lo son DUCOLSA Y FONDUR (entes encargados de la reubicación de la zona), junto con el trabajo organizado de las comunidades afectadas en las cuales se han visto irregularidades para conseguir un fin común, el cual es conseguir una reubicación total y justa de toda la población afectada por un problema que tiene su origen en el estado.


CONCLUSIONES

- Venezuela es reconocida como un país megadiverso; con ecosistemas únicos como el llano y el tepuy.

- Venezuela cuenta con un extraordinario potencial para desarrollarnos en forma sustentable, pero con una contradictoria incapacidad para generar riqueza. Por ello, se hace necesario impulsar la organización social que promueva la atención de sus propias necesidades, y mejore la crítica situación económica y social del país, superando el centralismo en poder del Estado y el secuestro de oportunidades en las que las comunidades puedan gestar y confiar su propio desarrollo.


-Existe, una descoordinación entre los programas ambientales y de desarrollo, obviando la estrecha relación existente entre conservación del ambiente y calidad de vida (desarrollo sustentable).


-Una débil actuación oficial frente a los ilícitos ambientales, especialmente por parte de la Fiscalía General de la República y la Defensoría del Pueblo.

-Acceso limitado y restringido a la información ambiental pública.

-Personal no calificado en posiciones de alto nivel en la gestión pública, que no resuelve la problematica del pueblo,estan altamente politizados.


-Falta de educación y conciencia ambiental además de desconocimiento de la normativa ambiental por parte de la ciudadanía, que limitan su actuación responsable.

-Falta de reconocimiento a la gestión conservacionista de los particulares y las ONG, tanto a nivel nacional como municipal.

-Aislamiento en los esfuerzos y poca coordinación interinstitucional, especialmente entre las ONG ambientales.

Sunday, July 09, 2006